¿Está perjudicando Podemos a los movimientos sociales? ¿Está el partido aislado y reservado a una élite dominante?

Allá por un 15 de marzo de 2011, se inició una acampada en Madrid que sirvió para crear un nuevo movimiento y que acabaría dando como resultado la creación de nuevos partidos como el Partido X, el cual parece que sufrió un gatillazo, o Podemos en 2014.

Estos movimientos nacidos en la calle para la luchar por causas sociales y justas, a día de hoy han perdido toda su efectividad. ¿El motivo? Pues parece evidente. Podemos ha acabado absorbiendo toda la lucha callejera y todos los movimientos sociales con la consecuencia de llegar al punto de desactivar a la gran mayoría de movimientos. Y claro, uno se llega a preguntar si no era más efectivo el punto anterior en el que estábamos, y no el que existe ahora, con un partido convertido en élite, y una desactivación de la lucha constante y efectiva de causas sociales.  Basta ver el ejemplo reciente de la presidenta del Parlamento Balear, una señora totalmente sumida a la lucha social y no a sus intereses personales, ¿verdad?

Por otro lado, vemos que en la arena periodística recobran más importancia las luchas y divisiones dentro del partido, que las propias causas por las cuales se presuponía que se lucharía, y eso está siendo el verdadero problema de Podemos. Un partido administrado de forma clásica por una élite. Digo de forma clásica porque en la cúpula del partido no hay absolutamente nadie que no haya sido amigo/compañero de Iglesias y/o Errejón. Y si no, díganme algún nombre de alguien que haya llegado a la cúpula por su propia valía y no por ser “hijo de” o “amigo de…”.

Esta creación de una élite dominante dentro del partido, provoca un total aislamiento de la gente realmente auténtica y que tiene problemas. Y es un grave problema, ya que, además, si uno crea un nuevo movimiento social, y no se une a ellos, le acusarán de fascista o de vaya usted a saber qué. Esto, por tanto, es un problema para los ciudadanos, y ocasiona una desventaja como siempre en las luchas de clases.

Lo curioso es que nadie de Podemos se está dando cuenta de este aislamiento. Esas “élites ilustradas” están dándose de frente contra un muro gracias a un equipo tóxico que les rodea, pero bueno, quizá alguien consiga decirles algún día que la calle no es Twitter, por ejemplo. Porque… ¿Qué es eso de Errejonistas? ¿Qué es eso de piques vía Twitter? ¿No existen otros foros de debate no sesgados que no den pie al morbo y a malinterpretaciones? Cualquiera con dos dedos de frente sabe a dónde conducen los fanatismos.

Aproximadamente, existen unos 11 millones de cuentas de Twitter en España (sin contar cuentas falsas, dobladas, sin uso y demás). De todas formas, hagan la resta. Nos siguen quedando 35 millones de personas de las que Podemos se sigue “olvidando”.

Por tanto, con este análisis, cualquiera puede ver cuál es la tendencia de aislamiento que sigue Podemos, y cuál es el efecto que causa. No sirven los mejores, sirven los amigos. Pues como en cualquier partido tradicional, ¿verdad?

Por eso, cada vez que escuchen a alguien decir que Podemos son los defensores de la nueva política, no duden en utilizar estos argumentos. Por cierto, ¿saben cuántas ofertas de empleo ofrece Podemos actualmente? La respuesta es cero, al igual que el resto de partidos de España. Y mientras, si uno ve la página del Partido Laborista Británico, puede ver que ofrecen 6 vacantes de carácter profesional y remuneradas, o las 4 que ofrece a día de hoy el Partido de los Verdes holandés, solo por dar algún ejemplo. Y ahí está la diferencia. Mientras, Podemos, los defensores de la nueva política, seguirán aislándose como el PSOE, PP o cualquier otro partido tradicional. Luego se quejarán de que la Marca España es un estigma. No señores, no se confundan, es una realidad.