Días antes de que empiece la campaña electoral en España, ya estamos viendo movimientos del PP de cara a la captación de votos. En este caso, del electorado latino en España, que suman casi 1 millón de votos. Una cantidad nada despreciable para unas elecciones que se presumen tan divididas. Por tanto, cualquier electorado que sume, le sirve al Partido Popular, por mucho que discrepen en su ideología.

Hace un par de días veíamos como el PP presentaba una versión latina de su himno, y ahora vemos como en radios latinas, emiten una cuña (la voz en off es en español de Latinoamérica) donde dicen:  «Gracias a Rajoy, colombianos y peruanos podemos entrar en España y en Europa sin visa. Y pronto los ecuatorianos. Latinos con Rajoy. Vota PP. España en serio».

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=K0sWONRVAwg&w=560&h=315]

No deja sorprendente y ridículo que se intente convencer al electorado latino tratando de usar tópicos, como publicando una versión latina de su himno, o de manipular con temas de visados en cuñas radiofónicas realizadas para «simpatizar» con el pueblo latino. Quizá convenga recordar al pueblo latino los discursos anti-inmigrantes y nacionalistas realizados por el Partido Popular en los últimos años, meses y días.

Y es que tampoco nos deja de sorprender que el PP con una política cada vez más de derechas, intente captar el voto inmigrante. Ayer, Mariano Rajoy decía que la campaña sería a favor de los españoles y de España. Curioso.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=H3Ytwigl2OY&w=560&h=315]

Y es que el electorado latino, a pesar de caracterizarse por un voto tradicional en su país de origen, no suelen tener una asociación evidente con partido político alguno. Por tanto, el PP ha fijado su objetivo en este grupo para captar votos, y en ello están. Aunque se utilicen recursos absurdos para engañar al electorado, el uso de estos recursos durante períodos electorales es una manera de ganar atención mediática. Y esto lo están aprovechando, al ser el único partido en llegar al pueblo latino de una forma «simpática», el estímulo para el electorado de cara obtener más votos en unas elecciones presumiblemente con resultados apretados está garantizado.