Si tuviésemos que hablar de una banda con una activa lucha contra las desigualdades existentes a día de hoy en la sociedad, sin duda hablaríamos de Habeas Corpus. Polileaks.es los entrevista.

Si tuviésemos que hablar de una banda con una activa lucha contra las desigualdades existentes a día de hoy en la sociedad, sin duda hablaríamos de Habeas Corpus. Durante 23 años, la banda madrileña ha estado removiendo conciencias contra el fascismo y el capitalismo. Letras con contenido político, directas a la mente del oyente, pero sutiles y de gran carácter educativo. Por eso quizá se han salvado de la quema judicial a la que han sometido a otras bandas del panorama musical español. Pero después de 14 albúms, recopilatorios y ep’s, y cientos de conciertos a sus espaldas delante de miles de personas, la banda ha decidido que es el momento de despedirse dejando el listón muy alto, y lo harán con un concierto muy especial el próximo día 3 de diciembre en Madrid.

Tras la última entrevista al ex-presidente escocés, Alex Salmond, hoy es el turno de una entrevista un poco diferente con Habeas Corpus.


-¿Por qué lo deja Habeas Corpus?
Porque consideramos que después de 23 años de carrera ha llegado el momento de proporcionarnos un respiro como grupo.

-Que resulta más duro, ¿empezar o dejarlo?
Empezar es duro, pero la ilusión de los primeros momentos te hace poder con todo, aun teniendo en cuenta que las pretensiones son mínimas cuando decides iniciar un proyecto musical. Dejarlo es también duro desde todo punto de vista, dado que aparcar una trayectoria musical y vital de tanto tiempo no es fácil.

557130_451995444849135_451429188_n
Fuente: www.facebook.com/HabeasCorpus.Oficial

-Habéis sido un grupo transgresor musicalmente, pero desde “Justicia”, la banda ha seguido una evolución ilógica en cierta medida. ¿Ha dejado de arriesgar musicalmente Habeas Corpus?
Lógica según para quien. Nosotros desde el primero al último de nuestros discos no hemos dejado de dirigir nuestros pasos en la dirección que creíamos más adecuada o más acorde a nuestros planteamientos, deseos e influencias. Esa ha sido una máxima en todos y cada uno de los momentos de quienes hemos formado la banda en cualquier época. Podríamos habernos encasillado y reforzar nuestras posiciones por decirlo de algún modo, pero siempre, y digo siempre, buscamos nuevas fórmulas con el propósito de sentirnos a gusto con nosotros mismos como grupo dando oportunidad a nuevas tendencias o simplemente a nuevos gustos musicales que se iban sumando libremente a los anteriores.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=65u6bXscCQU&w=560&h=315]

-¿Económicamente, le resulta fácil sobrevivir a una banda como Habeas Corpus?
No es fácil, pero si hemos tenido la inmensa fortuna de obtener a lo largo de todos estos años un cierto beneficio económico, pero no por nuestra cara bonita, sino en base a nuestro trabajo, esfuerzo y creatividad. De ahí a decir que hemos vivido de la música, y mucho menos pensar que lo hemos hecho de forma holgada y continuada va un trecho. Sobrevivir según épocas, esa si podría ser una buena descripción.

-¿Existía más libertad de expresión en vuestros comienzos de la que existe ahora? ¿Corre peligro esta libertad de expresión?
Sin duda alguna. Es algo que hemos comentado entre nosotros en multitud de ocasiones. Surgiendo como surgimos en pleno Aznarado nunca se vieron ataques tan salvajes contra la libertad de expresión como los que hemos sido testigos en los últimos años. En ese sentido si hemos sido testigos de una más que clara involución por parte de las instituciones y otros organismos satélites o influyentes sobre ellas que no cejan en su empeño de poner más y más restricciones a un derecho que al menos nosotros entendemos como innegociable, que es el derecho a expresarse libremente.

-¿Ha existido miedo en Habeas Corpus a cruzar esa línea roja imaginaria a la hora de realizar letras que pudiesen ser más duras y explícitas? ¿Os habéis autocensurado alguna vez?
No. Y no es por una cuestión de chulería, ni de arrogancia ni de nada por el estilo. Nuestras letras por lo general suponen una descripción critica de todo cuanto nos rodea y merece nuestra atención en ese sentido, lo cual no quiere decir que, por lo general, no hayamos empleado fórmulas absolutamente explícitas y/o amenazadoras. No me cabe duda de que si alguien quisiera buscar rasgos en dicho sentido terminaría por encontrarlos, dada la facilidad que tienen algunos a la hora de leer entre líneas, sin embargo, no creo que llegasen muy lejos en su denuncia. En todo caso, no nos hemos visto nunca sometidos a la misma, al menos no de una forma tan clara, directa y rotunda como otros grupos de nuestro entorno.

-Incitar a acabar con el consumismo, con el fascismo o meterse con los sindicatos… pero nunca perseguidos judicialmente como otras bandas. ¿Cuál es la diferencia? ¿Resultáis menos incómodos que otras bandas?
No sabría decirte, quizá se trate del grado de explicitud que contenga el mensaje de cada uno, o simplemente de una cuestión de puras matemáticas ¿Qué quiere decir esto? Que en función de cual sea tu repercusión mediática como grupo también lo será la atención punitiva sobre tu trabajo. Entiendo que si no en todos, si en la mayoría de los casos se trata de una cuestión puramente proporcional. Haces música con contenido crítico, pero no te escucha ni dios y tampoco lo van a hacer las asociaciones de defensa de esto y de lo otro. Pero si la haces y cuentas con miles, incluso decenas de miles de seguidores es más probable que esa cierta “fama” haga que también recaiga sobre ti la atención de los guardianes de la fe de turno. Y si en esa proporción se encuentra una línea genealógica de origen vasca, póngase el caso, entonces las papeletas para encontrarte una denuncia o empezar a ser perseguido de forma indiscriminada son muchas.

-Año 2000. Publicabais “A las cosas por su nombre” y la canción de mismo título decía: “la clase política, la clase fascista”. ¿Escribiríais lo mismo a día de hoy?
Si, básicamente sí. No se trataba ni se trata a día de hoy de hacer salvedades en función de tal o cual persona, que siempre ha podido haberlas. Mucho menos de tales o cuales siglas. Nuestra crítica era y sigue siendo destinada a poner en duda la legitimidad de un sistema que entendemos interrumpe la relación natural entre individuos y se revela como la mejor y más sutil forma de dominio.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=mKmPvvg3oE4&w=560&h=315]

-El mal estado de la escena musical en España, ¿está provocado por la propia industrial musical o por intereses políticos? ¿Qué hay que cambiar?
No creo que haya un mal estado en la escena musical dentro del estado. Seguramente en ningún otro momento histórico hayan podido convivir tantos grupos y de tantos estilos diferentes. No es por tanto un problema de falta de sino más bien de “superávit”. Ahora bien, ¿quién sobra más allá de Mario Vaquerizo? Lo que si es cierto es que la repercusión de la mayoría de ellos suele ser muy limitada. Las estructuras más tradicionales del mercado musical en todo su conjunto se han visto modificadas cuando no casi desplomadas. Eso impide también la salida de nuevos nombres más allá de los que cuentan con el favor de medios y a la larga público. Internet es una plataforma excelente de promoción, pero sobre todo lo es de prácticas onanistas. La propia gente está saturada y la saturación por lo general lleva a la falta de interés. Creo que los nuevos tiempos han venido para quedarse, luego solo la creatividad puede suplir todos esos frenos que hoy por hoy impiden la salida y promoción real de nuevos valores musicales.

-Referente a los medios, Internet era la supuesta salvación y muchos medios se han creado como radios online, Youtube, podcasts y demás, pero al final ocurre siempre lo mismo, se da preferencia al producto extranjero frente al nacional. Y al final, los grupos españoles no tienen ningún altavoz de promoción ni en el extranjero, ni prácticamente en su propio país.  ¿Cómo se cambia esto?
Es cierto que por lo general siempre se ha dado mayor valor a lo que viene de fuera, pero no obstante aquí ha habido en todas las épocas grandes grupos, incluso de masas que sin haber contado con el favor explícito de los grandes medios han salido adelante y se han labrado unas carreras que para si las quisieran muchos de los que vienen de fuera, pero también de dentro, han contado con inversiones aparentemente todopoderosas. El cambio de tendencias también juega su papel, la modificación cuando no como decía el desplome de la industria en casi toda su extensión, etc. Frente a todo eso, solo cabe confiar en la creatividad propia de cada uno y en la exposición de tu trabajo allí donde haya oportunidad. Al fin y al cabo, el planteamiento no es tan diferente al que en su momento algunos de nosotros seguimos.

-El rapero Tote King dijo recientemente en una entrevista que “en España la gente escucha lo que le ponen en la radio” y “solo tenemos “tontipop” a todas horas”. ¿Qué tendría que pasar para escuchar una canción de Habeas Corpus en Los 40 por ejemplo? ¿Por qué no existe una diversidad musical en la radio? ¿Se está idiotizando a la sociedad?

Hay una cosa muy clara, las empresas privadas exponen aquellos productos que o bien les proporcionan dividendos o bien les aporta digamos exclusividad, cuando no todo en uno. Frente a eso hay poco que decir, aunque quizá mucho por hacer, pero eso superaría con creces el ámbito de lo estrictamente musical. Otro tema es por ejemplo el caso de la radio pública, convertida hoy por hoy en el coto privado de una casta superflua que no entiendo muy bien porque ni en base a que domina un espacio que debiera ser globalmente cultural y que sin embargo no pasa de ser subjetivamente promocional, sirviendo fundamentalmente como plataforma para una serie de productos inocuos la mayoría de ellos a los que se reviste con la etiqueta de escena imperante. De ahí a adquirir la categoría de mito como ya se hizo con la Movida madrileña van dos responsos de Julio Ruiz.

-No es habitual encontrar bandas españolas de gira por el extranjero. ¿Falta atrevimiento o faltan medios? ¿El idioma resulta una barrera?
Faltan, al menos han faltado en nuestro caso, ofertas en firme, serias y decididas. El resto de bandas que si lo han hecho, o bien han contado con ellas o bien están dotadas de un espíritu aventurero del que hemos carecido nosotros. En todo caso la falta de demanda es un criterio que determina la salida para las bandas de aquí.

-Criticar a Esperanza Aguirre o Rita Barberá parece que tiene éxito y está de moda, pero, ¿por qué no sucede lo mismo con las críticas al neoliberalismo o al consumismo?La crítica también puede convertirse en un objeto de consumo, más fácil de engullir cuanto más fácil resulte su exposición.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=bT5WMVh42AY&w=560&h=315]

-¿El inesperado protagonismo de Riot Propaganda ha sido un perjuicio para Habeas Corpus?
Quizá aún tenga que pasar un poco de tiempo para poder dar una respuesta adecuada y medida a esa pregunta, pero qué duda cabe que la irrupción en la escena de un fenómeno como Riot Propaganda con todo su potencial de público no se trasladó, al menos no de forma proporcional, a esa otra mitad de Riot que es Habeas Corpus.

– Ya para terminar, ¿Volveréis? ¿O mientras siga Rajoy os mantendréis alejados? ¿A que os vais a dedicar a partir de Diciembre?
Eso sólo el tiempo lo dirá, y claro, nosotros en el trascurso del mismo también tendremos algo que decir. De momento hacemos un punto y aparte, eso es lo único seguro.


Desde Polileaks.es agradecemos inmensamente a Habeas Corpus su predisposición y colaboración para realizar esta entrevista, así como os animamos a que nos os perdáis los conciertos que les quedan. Deseándoles también que tengan un plácido retiro, esperemos que regresen pronto a la escena!