A falta de inversiones... ¿por qué no se incentiva de distinta manera a la población residente en zonas de menor densidad?

Un estado que quiere ser más descentralizado pero que sin embargo es cada vez más centralizado en cuanto a sus decisiones políticas – Madrid no es sólo el epicentro de España por razones geográficas – , y con una población que cada vez está más centralizada.

Se hace más que evidente que los ciudadanos que no viven en Madrid o Barcelona poco han importado en los últimos años, salvo a la hora de votar (con la excepción de Euskadi, que con los fueros pues les da igual que nadie se acuerde de ellos porque son la región que más progresa del estado español).

La población española ha aumentado un 36% desde 1975 pero… ¿a dónde ha ido toda esa población? Pues podríamos decir que las regiones de Madrid y Barcelona han absorbido una mayoría importante.

La España vacía

La Unión Europea concibe como territorio despoblado todo aquel que cuenta con menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Por esa regla de tres, España – a excepción de Madrid, Barcelona y zonas costeras – sería un territorio despoblado en su mayor parte. Mucha superficie despoblada que sólo queda cubierta por las excepciones de las capitales de provincia

Mal llamada “España vacía” por la prensa nacional – en realidad se trata de la “España vaciada” – parece que ha comenzado a conseguir un cierto espacio en la agenda política nacional. Eligen a más de 100 diputados en el Congreso y parece que tras el fin del bipartidismo han conseguido obtener cierta relevancia con partidos regionales como Teruel Existe, BNG o Nueva Canarias.

¿Por qué pierde población la España vaciada?

Podríamos establecer como causas principales la urbanización y la industrialización, pero lo cierto es que no lo son. Lo cierto es que los territorios que forman la ‘España vaciada’ son también los territorios más desfavorecidos.

¿Y qué quiere decir desfavorecidos? Pues que no sólo son los territorios con menos inversión pública, sino que también son los territorios con menos servicios públicos adecuados al progreso existente a día de hoy.

Por ejemplo, no hace mucho se conocía que 6 de cada 10 ayuntamientos gallegos no disponen de pediatra.

Excesiva pérdida de población

De los 8.124 municipios existentes en España, el 60% tienen menos de 1.000 habitantes y ocupan el 40% del territorio. Y El 17% de los ayuntamientos cuentan con menos de 100 habitantes y están en un alto riesgo de desaparición.

Teniendo en cuenta que el mundo rural no tiene las mismas oportunidades que los habitantes de las grandes ciudades… ¿qué solución podría aplicarse?

La solución

En España existen ciertas profesiones o actividades profesionales que debido a su naturaleza, permiten que la edad ordinaria de jubilación pueda ser rebajada. Hablamos de mineros, pilotos, trabajadores ferroviarios, polícias o profesionales taurinos (si, es correcto esto último)…Bien. ¿Y si permitimos también una jubilación anticipada a los residentes de la “España vaciada”? ¿No sería un incentivo fantástico para invitar a la gente a residir fuera de las grandes urbes?

Podría entenderse como una ‘penalización’ a vivir en una gran urbe, pero en realidad sería establecer una fórmula con la que los servicios en las grandes urbes podrían estar menos saturados y en las pequeñas poblaciones podrían evitar el cierre por falta de habitantes.

Por ello, una revisión de los coeficientes reductores de jubilación y una incentivación con jubilaciones anticipadas a profesiones que actualmente no figuran en dichos coeficientes podrían ser fantásticas opciones, además de tener en cuenta el lugar de residencia.

Datos relevantes:
-Entre 2017 y 2018, 26 provincias españolas han perdido población.
-Entre 1998 y 2008, el 88% de los municipios de Castilla y León han perdido población. Siguen en el ranking los municipios de Asturias (87%), Extremadura (84%) y Aragón (77%).
-Desde 1975 hasta 2018, la población de Soria se ha reducido en más de un 23% mientras que la de Madrid ha aumentado un 73%.-La densidad de población en España es de 92 personas por kilómetro cuadrado. La media de la UE es de 177 y la de Alemania es de 233.
-Madrid ha sido el municipio que más población ganó en 2018.