Al Partido Popular no suele gustarle recordar el pasado, sobre todo cuando juega en su contra. Pero en este caso, recordaremos una curiosa historia que sucedió allá por el año 1978 con motivo de la aprobación de la actual Constitución que rige en el Estado Español. Todos conocemos que el Partido Popular, o Alianza Popular, como se llamaba antes de su refundación en 1989, supuestamente es y será un partido que es un gran defensor de la actual constitución, pero… que en su momento, no lo fue.

El 21 de julio de 1978, tras 12 largas sesiones parlamentarias, la Constitución fue finalmente aprobada en primera instancia por el Congreso de los Disputados, por 258 votos a favor, 2 en contra y 14 abstenciones. Uno de esos votos en contra, fue del diputado de AP, Federico Silva, y 12 de las abstenciones fueron del resto de miembros de Alianza Popular, incluyendo a Manuel Fraga, más conocido como uno de los padres de la nueva Constitución.

El texto de la Constitución fue remitido al Senado, donde se estableció un período de presentación de enmiendas, desde el 26 de julio hasta el 7 de agosto de 1978, donde se presentaron 1254 escritos. Al haber discrepancias entre Congreso y Senado, se constituyó una comisión mixta entre ambas cámaras para llegar a un único texto. Las votaciones en el Senado, fueron de 226 a favor, 5 en contra y 8 abstenciones.

Nuevamente, la Constitución retornaría al Congreso y se procedería, en la tarde del 31 de octubre de 1978, a votar el texto constitucional definitivo. Y una vez más, el Partido Popular, en este caso AP, no conseguirían ponerse de acuerdo para votar a favor de la norma suprema que rige el ordenamiento jurídico español.

El resultado fue de 325 votos a favor, 6 en contra y 14 abstenciones. Los votos negativos correspondieron una vez más a los diputados de Alianza Popular (5), Gonzalo Fernández de la Mora, Albero Jarabo, José Martínez, Pedro de Mendizábal y Federico Silva, y al diputado de Euskadiko Ezquerra, Francisco Letamendía. Las abstenciones a los diputados del PNV, Iñigo Aguirre, Xabier Arzallus, Gerardo Bujanda, José Angel Cuerda, José María Elorriaga, Pedro Sodupe y Marcos Vizcaya; a los diputados de Alianza Popular (3) Licinio de la Fuente, Álvaro Lapuerta, y Modesto Piñeiro; a los diputados de Unión de Centro Democrático Jesús Aizpún y Pedro Morales y a los diputados de la Minoría Catalana Joaquín Arana y Heribert Barrera.

El señor Manuel Fraga, uno de los redactores de la nueva constitución y alabado actualmente como un gran constitucionalista por los miembros del PP, tuvo dificultades para cambiar el significado de su voto, y no fue siquiera capaz de poner de acuerdo a los miembros de su partido. Y es que el régimen franquista, todavía seguía muy vigente. AP seguía liderado por antiguos dirigentes franquistas, y apunto estuvieron estos resultados de dividir y romper a Alianza Popular.

cartel-pidiendo-el-no-de-falange-de-las-jons
Propaganda utilizada en contra de la Constitución de 1978 por partidos de extrema derecha.

 

La Constitución sería ratificada en referéndum por la población española el 6 de diciembre de 1978, siendo sancionada por el rey Juan Carlos el 27 de diciembre. Esta Constitución serviría para derogar las Leyes Fundamentales del Reino, que seguían vigentes desde 1938, a pesar de la muerte del dictador en el año 1975.

Se vivían tiempos difíciles en España, con una gran lucha entre los que pedían continuidad, y entre los que deseaban un cambio que permitiese a la sociedad avanzar y abrirse a Europa y al mundo. Un claro ejemplo era el joven José María Aznar, falangista, escribiendo artículos en contra de la Constitución y reclamando una continuidad del régimen. Al Partido Popular, o en su defecto AP, tampoco se les escuchó realizar campaña alguna a favor de la Constitución.

Aunque legislativamente se rompía con un pasado dictatorial, en la cámara seguían presentes partidos que no apoyaban la constitución en su totalidad. Por tanto, ¿podemos considerar al Partido Popular como un partido anti-constitucional?, ¿por qué a día de hoy defienden a ultranza la Constitución?, ¿realmente la nueva Constitución rompió con el régimen anterior?