Con nosotros tenemos a Daniel Martínez, Secretario General del Partido Libertario (P-LIB), fundado en 2009. Esta organización se define por su defensa del libertarismo ideológico y por su oposición al colectivismo de izquierdas y derechas.

-¿Qué significa ser libertario?

El libertarismo es la evolución natural del liberalismo clásico del siglo XIX al siglo XXI. Ser libertario significa defender por igual las libertades civiles y económicas. Si tuviéramos que definirnos en una sola frase sería la de “vivir y dejar vivir”.

            -¿Qué diferencia al P-LIB de organizaciones liberal-demócratas, como Converxencia 21, el FDP o los Lib Dems?

Con Converxencia 21 nos diferenciamos simplemente en nuestros objetivos políticos territoriales, estando en general muy en sintonía en todo lo demás. El FDP alemán o los Libdems británicos son partidos socialdemócratas europeos con propaganda de “centro” que renunciaron a trabajar por las ideas liberales, de capitalismo de libre mercado que originalmente habían sido su base. Son por tanto hoy  muy diferentes a nosotros tanto en ideología como en objetivos políticos ya que ellos forman parte del consenso socialdemócrata europeo.

            -¿Aparte del colectivismo estatal, cree que estamos “invadidos” por otras formas de colectivismo, como el familiar o el grupo social en nuestras vidas, que nos impiden o complican el  “ser uno mismo”?

En el P-LIB entendemos colectivismo como la coacción ejercida sobre nuestros derechos individuales con la excusa del bien colectivo que se entiende “superior” . Así pues la familia o grupo social no son colectivismos en tanto no sean forzosos. En cuanto  a “ser uno mismo” el partido persigue objetivos políticos, no filosóficos.

            -¿Qué recetas proponen para salir de la actual crisis económica?

Bajadas drásticas de impuestos y en general reducción urgente de la intromisión estatal en la economía, acabar con el poder discrecional de los políticos y de la administración pública derivado de la excesiva burocracia estatal, liberando así el potencial del libre mercado y facilitando que tome los ajustes necesarios al respecto. Recordemos que el mercado somos todos nosotros, la sociedad civil. El Estado es un obstáculo a la recuperación e incluso la fomenta ya que su poder crece durante todas las crisis.

            -¿Temen que sus medidas económicas puedan dar lugar a una plutocracia?

No, en ningún caso. Actualmente buena parte de los ricos lo son porque están encamados con el poder político y a través de él parasitan al resto de la sociedad y limitan su competencia. Nosotros queremos eliminar estas barreras y quitar el Estado de la ecuación.

            -¿Y qué medidas proponen para luchar contra la corrupción?

Limitando el alcance y poder del Estado, eliminaremos su discrecionalidad y por tanto el motivo de la corrupción. Si el estado no tiene poder, no tiene poder que vender ni por el que corromperse.

            -¿Por qué apoyan el aborto libre, cuando, desde una óptica iusnaturalista (incluso liberal-libertaria), supone un asesinato de un ser vivo prehumano, es decir, una vulneración del derecho a la vida?

En el P-LIB no apoyamos el aborto “libre”, aunque en nuestro programa marco reconocemos el derecho de la madre, consideramos que la actual ley de plazos es adecuada (no tenemos ningún proyecto de reforma al respecto en nuestro último programa electoral) y además reconocemos la objeción de conciencia a nuestros futuros cargos electos. En el P-LIB convivimos muchas ópticas liberales y libertarias y visiones a favor y en contra del aborto. Y hay visiones iusnaturalistas y libertarias en ambos sentidos. El Partido Libertario prefiere trabajar porque nuestra sociedad tenga mayores oportunidades de desarrollo lo que a su vez conllevará a una mayor madurez de la sociedad. Y en una sociedad madura las personas tendrán mayor acceso a información y a soluciones que les impidan verse forzadas por las circunstancias personales tomar una decisión que afectará su vida para siempre en un sentido u otro.

            -Y en el caso de los animales, ¿no creen que tienen derechos como seres vivos que son?

No, por diversas razones, entre ellas su incapacidad para llegar a acuerdos o asumir responsabilidades. Los libertarios somos igual de amantes de los animales o más si cabe ya que al ser personas que actuamos basándonos en un conjunto de valores objetivos, comprendemos más allá quizás de la mayoría las implicaciones derivadas de las políticas socialdemócratas en esta materia y ofrecemos mejores soluciones que pasan por el respeto a la propiedad.

         -En su página web exponen que la imagen de Israel está mediáticamente distorsionada. Partiendo de su derecho a existir y de la necesidad de que haya 2 estados, ¿no les parece repugnante el trato del gobierno hacia la población palestina?

Para los libertarios, el conflicto israelo-palestino es una prueba trágica del inmenso error que es el intervencionismo de todas las potencias exteriores que lo han cometido. Ha fracasado la política estadounidense en la zona, pero también la europea o la rusa.  Los libertarios no tenemos favoritismo por una u otra parte. Deseamos la convivencia en paz, y señalamos la importancia radical de la libertad económica y comercial para alcanzar y mantener la paz en cualquier situación de conflicto entre Estados. Denunciamos que detrás de la violencia siempre hay un Estado.

            -¿Se sienten mediáticamente discriminados?

Sí, en general todo lo que salga del consenso socialdemócrata está discriminado en el intervenido mercado español de medios. Afortunadamente hay excepciones, vivimos en la era de Internet y el partido está en proceso de creación de medios propios.

             -¿No creen que un anarcocapitalista o un anarcosocialista los pueden tachar de “colectivistas estatalistas”, ya que al tener una raíz liberal, defienden un Estado por pequeño que sea?

El P-LIB no es ninguna secta ni sus afiliados se llaman acólitos o camaradas. El P-LIB tiene casi tantas raíces como afiliados, unidos en su proyecto político de reforma del Estado en pro de los derechos individuales. Varios de nuestros miembros son anarquistas que entienden el proyecto como otro medio para luchar contra la agresión estatal al que estamos sometidos todos los días en el actual modelo conocido como socialdemocracia.


 

Muchas gracias a Daniel Martínez por su colaboración con Polileaks, así como a cada uno de los lectores de esta entrevista.

Un cordial saludo.